Lourdes Gómez Martín

Redacción Magic Internacional _

¿Los grandes misterios del siglo pasado han de ser re-investigados?

- Sin duda. Abordar un tema en un contexto diferente, aplicando nuevas metodologías y aprovechando los avances a nivel de conocimiento en diversas disciplinas podría derivar en el esclarecimiento de enigmas para los que en su momento no hubo respuesta. No debemos olvidar que un misterio lo es, siempre, desde el punto de vista de la sociedad que lo considera como tal. A medida que esa sociedad evoluciona va asumiendo saberes que antes ignoraba, pero para ello es necesario el estudio, la investigación y la curiosidad..

¿Crees que una nueva visión de muchos de esos casos encontrarían explicaciones razonables a los mismos?

 - Creo que, en diversos casos, se encontrarían explicaciones certeras para interrogantes que llevan tiempo inquietándonos. Hay que tener en cuenta que la ciencia, la tecnología y todos los inventos derivados de la informática podrían esclarecer muchos misterios si, de una vez, los profesionales se decidieran a implicarse de lleno en este tipo de estudios; aún así, también pienso que siempre nos van a faltar documentos históricos y pruebas fundamentales que se han perdido en el devenir de estos milenios.

¿Son/Sois excesivamente escépticos los “nuevos investigadores del misterio”?

- Pienso que los nuevos investigadores son excesivamente escépticos. A pesar de que defiendo por encima de todo la máxima de Aimé Michel -“Tener la mente abierta, estudiarlo todo y no creer en nada”- opino que en estas lides son necesarias la vocación y, por qué no decirlo, una cierta dosis de locura, en el sentido de contemplar todas las opciones como posibles, no solo las aptas desde el punto de vista racional y del establishment oficial. No digo que debamos rechazar todo lo establecido y abrazar todo lo diferente, es, más bien, huir de los dogmas y ser devotos de la duda.

¿Hay poca investigación de campo en la actualidad?

- Hay muy poca investigación de campo en la actualidad. Debido a las redes sociales, al triunfador formato americano de programa de televisión de temática paranormal y a los denominados “grupos de investigación” que proliferan en casi todas las provincias de España parece que la investigación de campo es hoy día sinónimo de visita a lugares que tienen fama de encantados con el fin de obtener grabaciones o fotografías que hagan las delicias de los internatuas. En Magic Internacional explicaremos, desde una concepción periodística, en qué consiste el trabajo de campo.


¿La excesiva proliferación de bloggers y youtubers del misterio está fomentando la aparición de una masa importante de gente crédula en cuestiones que la ciencia o la historia tiene perfectamente explicadas? ¿De quién es la culpa?

- Sí, está ganando peso una corriente de opinión que se caracteriza por la creencia en fenómenos, teorías y temas esotéricos que algunos gurús de internet predican sin ningún tipo de formación, prueba o dato que apoye sus mensajes. Si culpabilizamos de dicha realidad a estos bloggers o youtubers estaríamos aportando una visión simplificada y sesgada de la cuestión. Se podría tratar, más bien, de un síntoma propio de una sociedad enferma, invadida por la incertidumbre, que ignora hacia dónde camina. Existen estudios sociológicos que demuestran que en momentos históricos como finales de la década de los años 20 del pasado siglo -caracterizada por la crisis económica, entre otras cuestiones- se registró un aumento significativo de ciudadanos interesados en temas como la ficción, la literatura de terror, etc. Se trata, parece ser, de la reacción de quienes han perdido la fe en este sistema y buscan otras alternativas.