Laín García Calvo

Redacción Magic Internacional _

¿El estrés se puede combatir simplemente con buenas palabras y consejos?

Lo creas o no, tu mundo es un reflejo de tu mente, lo que engloba creencias y estados emocionales, ya que todo eso te lleva a ciertas acciones o inacciones, que determinarán tus resultados en la vida.

En todas las religiones, filosofías y libros sagrados te hablan del poder de la palabra y de los pensamientos; pero lamentablemente algunas personas no lo creen, otras lo creen pero no lo practican y otras lo practican pero no son constantes y disciplinados al hacerlo, y por tanto, no tienen resultados.

Tal y como explico en mi libro LA VOZ DE TU ALMA, los milagros suceden en tu vida cuando disciplinas a tu mente hacia lo que SÍ quieres, dejándole de prestar atención a lo que NO quieres. 

 

¿Hasta qué punto alguien puede cambiar radicalmente su forma de ver o vivir el día a día?

Hasta cualquier punto que esa persona pueda imaginar. Cuando tenía 15 años era deportista y me diagnosticaron síndrome de fatiga crónica y fibriomialgia. Los médicos me dijeron que nunca volvería a nadar. Pero un año y medio después, fui campeón de España y finalista en los campeonatos de Europa.

En el año 2010, mi vida económica atravesaba un crudo invierno, pero aprendí ciertos principios y tuve la disciplina de aplicarlos. En menos de 3 meses atraje 30.000 euros, entre otras cosas me tocó un concurso de televisión en el programa de Ana Rosa Quintana. Explico todo esto en mi último libro CÓMO ATRAER EL DINERO.

El cambio es posible, pero tienes que aprender "cómo" y ser disciplinado en ese entrenamiento de la mente y las emociones, porque eso emite tu vibración que atraerá aquello que concuerde en la misma frecuencia.

 

¿Es el coaching una especie de "sustituto" moderno de las creencias o religiones?

No me considero coach, pero sí MENTOR. ¿Qué diferencia hay? Un coach tiene un título y ya es coach, un MENTOR es alguien que enseña algo en lo que tiene resultados. Jesús decía "por sus frutos los conoceréis". No decía, por sus títulos o lo que sabe los conoceréis, sino por sus frutos, los resultados que está manifestando en su vida.

De este modo, siempre que he querido mejorar mi vida en algún aspecto, me he ido a aprender de aquél que ya tenía el tipo de vida que yo quería alcanzar en ese aspecto. 

La religión siempre ha querido guiar al pueblo, pero desde mi punto de vista, desde una manera restrictiva y utilizando el miedo para crear adeptos. Yo creo más en la espiritualidad, que nos hace libres. Por eso creo, que la mejor manera de tomar nuestro camino es aprendiendo a escuchar nuestra propia voz interior, esa VOZ DE TU ALMA, que te guía en tu propósito. Es la voz de la verdad que te hace libre.